Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 marzo 2007

Malas noticias

  No hubiese querido saberlo, pero al fin lo supe y en ese instante el cuerpo se volvió muy pesado, tiraba con fuerza hacia el suelo; a los pocos segundos todo el peso se concentró en el plexo solar formando una masa, densa y oscura, a cuyo alrededor flotaban los brazos y las piernas, fláccidos y vacilantes. La cabeza, que sentía hueca e impermeable, desligada del tronco, amparaba una mente ocupada por un lenguaje ilegible: el del vacío, el de la ausencia.  (más…)

Anuncios

Read Full Post »

  ¿Cómo puedo cambiar tanto en una mañana? Mi estado de ánimo se ha despertado adolescente, aunque mis ojos estén cada día más cobijados por “líneas de expresión”.  Tocaba taller de lectura, lo interrumpieron por obras en el local. Por la mañana no he parado: que si bocata de Dani, que si Quique que llamará, las llaves, el bolso grande, la chaqueta negra, las llaves, las botas… mejor la chaqueta rosa y el bolso pequeño, el libro, o la chaqueta de paño gris, mi cuaderno, las llaves, la cartera negra, el lavavajillas encendido, ¿y las llaves?, los pantalones negros, el lavavajillas apagado, el jersey de rombos, el pantalón gris, la comida, el bolso, ¡el reloj!.. el abrigo.  Me voy ¿Y las llaves? (más…)

Read Full Post »

El espejo cóncavo

indurain1.jpg 

He ido de rebajas. Me dije… ¡Venga Loli, que siempre anima!… Un paseo por los últimos montones de abrigos, otro por las promociones orientales y a casa, tan contenta como niña con una bolsa de chuches repugnantes.   Pues no, ni eso, para mi desgracia, me salió la vena madraza y fui directa a la sección de ropa deportiva, a ver si había alguna de esas camisetas horribles de futbolista que le gustan a mi alien adolescente. Allí estaban, tejidos que retienen hasta la última gota de sudor, como un paraguas, llenos de escudos de uno de otro, que si banderas y colores, hasta marear… Y me eché a pensar. (más…)

Read Full Post »

Pentimento

   Hoy he leído uno de mis cuadernos.  Son los únicos recuerdos que he comprado en mis viajes; siempre busco uno, los elijo cuidadosamente en cualquier lugar donde los haya: grandes, diminutos, de colores y texturas diferentes. Cada uno es una época de mi vida.

Odio los diarios, pero necesito escribir para oírme, para alejarme de mí misma, de lo que parece trágico de cerca, pero sólo es normal al cabo de los meses y vulgar al cabo de los años. Escribo siempre de forma anárquica, a golpes de necesidad. En mis cuadernos me reconozco; en ocasiones me hacen sonreír viendo a una Loli demasiado inocente o me enfado con una Loli que no quisiera haber sido. Esto me ha ocurrido hoy. (más…)

Read Full Post »

La guerra de los mundos

Laloli en su sillón con un libro en las manos y una sonrisa en los labios. El sol adolescente de las primeras tardes de marzo la mira por encima del hombro. Tras unos ruidos guturales y unos arañazos de música MP3 demasiado alta, entra Dani, su hijo; larguirucho, zombificado, con varias prendas de ropa deportiva colgadas de su cuerpo. LOLI: Dani, rey, ven, este libro es genial, dame un beso y te leo un poco, ¿sabes, es interesantísimo?DANI: Ya. (más…)

Read Full Post »