Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 julio 2008

 

    La sensación después de leer un libro, ver una película, un cuadro, etc. es fundamental ¿Mi sensación después de esta película? ¡Pues vaya! No soy una crítica, sólo una lectora-espectadora curiosa y desde ese punto de vista voy a tratar de explicar mi Pues vaya.

 Tuve todo el rato una sensación de que todo me sonaba, de déjà vu que diría mi amiga Violeta: un profesor en medio de un aula inmensa venerado por alumnos a los que mareaba restregándoles lo ignorantes que eran y serían; citas tremendas de filósofos, matemáticos y otros señores para restregarnos a los espectadores lo ignorantes que somos; por supuesto, en Oxford que siempre queda muy vistoso. Más déjà vu: el alumno medio enchufado y el resentido, la fiesta de disfraces y la escapada por los tejados…No sé, hay escenas que pertenecen a nuestro folklore cinematográfico (no sé si Violeta aceptaría estos términos) y nos gusta ver repetidas, pero no es el caso. La historia no sé si en el libro estará mejor llevada, aquí te lo tienes que creer porque sí. Los personajes no convencen y los actores tampoco. El personaje del profesor es tópico y el actor pues siempre está bien. Se salva el alumno resentido y el papá de la niña del hospital, cuando aparece este actor dices ¡menos mal! Ahora empezará lo bueno, pero no. No quedan claras las relaciones entre los personajes, todo pasa y punto. Llega el alumno admirador del profesor dispuesto a que dirija sus futuros estudios y en un pis-pas se entera, por terceros, de que no lo hará y se quiere ir, todo así. Por otra parte, la hija de la casera se ha enamorado obsesivamente de él en otro pis-pas, al igual que el romance con la enfermera. Más que personajes parecen cromos. Además no pegan ni con cola, no hay química diría Violeta. La escena de los espaguetis lo único que da es asquillo, ya de entrada ha desaparecido el plato con dos raciones y quedan cuatro o cinco encima de la enfermera, para qué vamos a manchar más. Esta escena me ha recordado a los tiempos del destape, cuando las actrices se desnudaban si lo exigía el guión, cosa que siempre hacía. Parece que la única función de la enfermera es que la actriz se desnude porque lo que se van a comer los gusanos…y no sé si estaba muy convencida, el delantal es tamaño mantel de doce servicios. Quedan los crímenes. A mí estas películas de pensar me suelen dejar con complejo de ignorante sin solución, esta vez me dio igual; todo se resuelve con la misma rapidez, se pasa de un crimen a otro, de un enigma a otro con la mencionada técnica del pis-pas, para acabar resolviendo todo en una librería abierta a deshoras y con todas las soluciones en la misma sección ¿por qué tienen las matemáticas con la medicina, la filosofía, todo junto? Me quedan más cabos como el amigo del matemático con ese aparato complicadísimo en el brazo sólo para que pueda hacer garabatos, todo amputado…total para nada, porque pues tampoco resuelve tanto. Otro día hablaré de las series de televisión con misterios que sí me enganchan e incluso arruinan y desestabilizan a toda la familia, porque no puedo verlas en dosis mínimas y compro temporadas enteras que me veo obligada a consumir de una sentada. Lo dejo, que escribir en ayunas es malo. No sé si quiero leer el libro. Intuyo que no será muy allá, aunque tengo cierta curiosidad por saber hasta donde han cometido un crimen con él. A ver si me lo presta alguien.

 

Read Full Post »

DVD de verano

 

  Ya es sabida mi afición a las rebajas de lo que sea y, por supuesto, espero cada verano los 2×3, 2×1, 25%…de libros y DVD. Ya sé que está un poco feo decir que no voy al cine, que prefiero verlo en mi tele de plasma, que para eso la compramos. Una se vuelve maniática con los años. No se puede ver nada con cabezas delante, susurros, ruidos de palomitas, entradas y salidas…así que lo veo en mi casa y si alguien me interrumpe lo paro y le organizo una. Tampoco me importa ir rezagada en esto de los estrenos tanto de libros como de películas, los hay que da gusto a pesar de haber pasado años y siglos de su estreno.

 A lo que vamos. Las dos últimas películas de estreno en mi tele:

Expiación. Sabiendo que hay un libro detrás siempre tengo cierta incertidumbre. Se resolvió bien. Una sensación de que a gusto me quedo después de verla y de me voy a leer el libro para acabar de averiguarlo todo y porque tiene que ser muy bueno. En ello estoy. Me gustó la historia: la niña que monta un conflicto tremendo por eso, porque es una niña y lo entiende todo a su manera, de este personaje me quedan dudas que quiero ver en el libro ¿es una niña solitaria e imaginativa y por eso llega a este punto? Es siempre una combinación explosiva. Con muy pocas escenas y palabras queda claro cómo creció. Las tres actrices son perfectas. Me enganchó el desarrollo de la historia, va sorprendiendo en cada escena, no lo esperas, siempre hay un acontecimiento trivial que desencadena unas consecuencias tremendas: la primera escena de la fuente vista por la niña, la llegada de los primos, la carta, la escapada de los niños… Todo en un ambiente encantador de mansión inglesa con inmensos jardines, monotonía veraniega, habitaciones con motivos florales por las paredes, objetos, cortinas y largos corredores y escaleras de madera, y la indispensable biblioteca. Me gustaron los personajes y los actores, me los creo todos. Lo que no explica del todo lo intuyes y, supongo, lo encontraré en la novela: la relación entre la pareja protagonista ¿por qué el odio inicial? ¿por qué ese amor inconfesado hasta entonces? Por un momento me pareció que era una relación incestuosa. También el por qué de la boda de la prima de Briony. ¿Cómo es el resto de la familia, de la que sólo se dan unos trazos? No suelen gustarme las películas de guerras, pero sí esta parte de la vida del protagonista, estas escenas muy medidas, ajustadas que te hacen ver lo que importa para la historia. Y el final perfecto, de los que te hacen confundir la ficción con la realidad. El final real, de la realidad de la ficción, es verosímil; el final de Briony es el que estás deseando que ocurra, durante toda la película piensas ¿cómo podrá vivir alguien con esto sobre la conciencia? Me voy a leer la novela mientras tomo té en una de mis tazas más cursis.

 La otra película es Los crímenes de Oxford, que es otro cantar.

 

 

Read Full Post »

 

El librero de la Atlántida    ¿Por qué empecé esta novela? Una de tantas curiosidades peregrinas que suelen sumergirme en las páginas de algunos libros. Esta vez ha sido por el autor. Un ex ministro que prefiere dedicarse al mundo de los libros, que escribe novelas y no sobre sus tiempos públicos, sino sobre temas con poco predicamento social. Escuché entrevistas en programas de radio y televisión y me gustó, sobre todo su participación en uno de mis podcast mañaneros de Milenio 3, donde hablaron con el autor del tema y de su novela. Me dije, me lo tengo que leer, por aquello de Dime como escribes y te diré quien eres, una curiosidad similar a la que lleva a mis vecinas a su adicción a programas del corazón, cómo las entiendo, me pasa con los libros, cotillear cómo escriben algunos personajes, sólo algunos. El título me daba un poco de pereza, librero y Atlántida juntos…me vinieron a las neuronas La sombra del viento y el Código da Vinci de la mano, ¡horror, me dije! Pero pudo más mi curiosidad y bueno, edición de bolsillo…9€…

  El núcleo de la novela está claro desde el principio y, por si acaso, un personaje (el psicólogo) lo hace explícito al final:

“Por algún extraño motivo, los recuerdos atlantes estaban aflorando, después de miles de años dormidos (…) Sólo se le ocurría una posible justificación. Que el inconsciente colectivo de la humanidad estuviese alterado ante la repetición de algún colosal fenómeno (…) ¿Cuál podría ser? Y entonces, en un fogonazo de lucidez, lo comprendió. El Cambio climático. La Atlántida (…) fue sepultada por las aguas que subieron debido al cambio climático. ¡Nuestro instinto de especie percibía una profunda mutación del clima!” (página 399 de mi edición books4pocket)

 Creo que a través de la novela pretende darnos gran cantidad de información y teorías sobre la Atlántida y, sobre todo, dejar muy claro que su ubicación está en Andalucía, cerca de Cádiz, a no más de cuarenta millas, como dice un personaje al principio. Este entusiasmo no se ha traducido muy bien en la ficción. La sensación es que leemos todavía un borrador que tiene que depurarse, con personajes que no acaban de tener un papel importante en la trama. No sé qué diría un crítico sesudo, pero en mi humilde visión de lectora veraniega me ha faltado intriga, suspense de ese que tira como un imán, donde esperas algo sorprendente acaba en un…¡pues vaya! Algún ejemplo, sin destripar nada: El personaje que suponemos motor de la novela, que le da título y sobre el que gira gran parte de la historia. Venga a esperar, esperar, y más que un antihéroe no puedes evitar pensar que es un patoso con una misión de pacotilla. Los personajes, en general, me han convencido poco; están ahí, pero la historia les puede, no hacen demasiada falta aunque se los haya tratado como portadores de información atávica (ya hablo como una solapa de libro) Me han sobrado algunos como los sacerdotes y sacerdotisas del pasado que interrumpen la historia presente hablando muy raro, en primera persona, pero retransmitiendo sus pasos…que si ahora subo la montaña, que si hay barro, que si no llego…vamos que se lo van contando solos, pues para eso una narración aparte del pasado, un poco visto está…, o una segunda persona que nos lo cuenta a todos.

 Tampoco me cuadra que un asunto de inconsciente colectivo esté en manos de unos pocos personajes y el resto de la humanidad tan tranquila ¿Por qué cada personaje presente corresponde a uno pasado? Quizás podría haber empezado por los extractos de periódico con los que termina.

 Bueno, no me he enfadado como con otras novelas, lo importante es que el autor se cree su novela, la ha pensado, sí tiene una estructura inicial. La lectura es tranquila, a pesar de la gran cantidad de información no pretende imponerla, incluso plantea dos opciones ante el problema. Quizás le falten dos o tres novelas para enganchar a una lectora tiquimiquis como yo. No lo perderé de vista.

 Añadir otro ingrediente positivo, te lleva a leer otros libros y a saber más sobre temas que no se te habían ocurrido.

                                                                                

Read Full Post »

 

Meez 3D avatar avatars games

 

Piratas, detectives, islas, aventuras, lugares decadentes y soleados…, libros largos, largos y mucho tiempo. 

Read Full Post »