Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Poesía’

loliluna

Ayer vi,  TVE1,  a Jesús Hermida en un programa especial por los 40 años de la llegada del hombre a la luna. Todo me producía nostalgia. El hecho: yo también me acuerdo de ese acontecimiento de mi infancia. No recuerdo haberlo visto en televisión entonces; mi recuerdo es mi abuelo asegurando que los rusos ya habían llegado y no lo iban contando por ahí, pero que, claro, aquí no lo iban a decir, de todas formas. Eso sí,  lo vio entero por si había alguna irregularidad en la NASA. Más nostalgia: el propio presentador, los tiempos pasados de televisión; fue muy parodiado, pero cuenta muy bien las historias, con detalles y sin prisas. Los invitados estaban más bien de comparsa. Fue un acontecimiento histórico y científico con tintes de ficción. Antes de los tres astronautas, habían ido muchos novelistas, poetas, guionistas…era conocida por los licántropos, los vampiros y los enamorados de postal cursi; otros poetas renegaron de ella y le tiraron piedras. Los programas sobre el Universo (más nostalgia: Cosmos) dejan siempre un ánimo similar a la poesía, de haberse asomado a una realidad demasiado inmensa. A mí me gusta todo mezclado. Me siento muy acompañada por el Universo. Es uno de los pocos referentes seguros, siempre está ahí. Al menos más allá de la atmósfera las cosas funcionan. Visto en directo, en campo abierto, produce algo parecido al síndrome de Stendhal, quizás por las pocas oportunidades de hacerlo.

 http://earth.google.es/moon/index.html

http://www.lanasa.net/

http://www.nasa.gov/home/index.html

[clearspring_widget title=”Grooveshark Widget: Single Song” wid=”48f3f305ad1283e4″ pid=”4a65ed6da7df02b2″ width=”400″ height=”300″ domain=”widgets.clearspring.com”]

Anuncios

Read Full Post »

cafetera

 Domingo. Hoy ha salido perezoso. Pero es domingo, así que un vistazo por los periódicos, en Internet claro, café…A ver si la pereza se aburre y se va a medida que se aproxima el lunes. Google nos sorprende con un nuevo dibujo: es el cumpledía(12 de julio) de Pablo Neruda. Es de los poetas que gustan a todos, incluso a los adolescentes más asilvestrados: 20 poemas de amor…mano de santo. Me he alegrado de saberlo, como si estuviese vivo, bueno que se recuerde su cumpledía es señal de que lo está. Como mis neuronas dominicales no dan para más, mejor que sus palabras expresen todo:

 

 

 

ODA A LA PEREZA

Ayer sentí que la oda
no subía del suelo.
Era hora, debía
por lo menos
mostrar una hoja verde.
Rasqué la tierra: “Sube,
hermana oda
-le dije-
te tengo prometida,
no me tengas miedo,
no voy a triturarte,
oda de cuatro hojas,
oda de cuatro manos,
tomarás té conmigo.
Sube,
te voy a coronar entre las odas,
saldremos juntos, por la orilla
del mar, en bicicleta.
Fue inútil.

Entonces,
en lo alto de los pinos,
la pereza
apareció desnuda,
me llevó deslumbrado
y soñoliento,
me descubrió en la arena
pequeños trozos rotos
de sustancias oceánicas,
maderas, algas, piedras,
plumas de algas marinas.
Busqué sin encontrar
ágatas amarillas.
El mar
llenaba los espacios
desmoronando torres,
invadiendo
las costas de mi patria,
avanzando
sucesivas catástrofes de espuma.
Sola en la arena
abría un rayo
una corola.
Vi cruzar los petreles plateados
y como cruces negras
los cormoranes
clavados en las rocas.
Liberté una abeja
que agonizaba en un velo de araña,
metí una piedrecita
en un bolsillo,
era suave, suavísima
como un pecho de un pájaro,
mientras tanto en la costa,
toda la tarde,
lucharon sol y niebla.
A veces
la niebla se impregnaba
de luz
como un topacio,
otras veces caía
un rayo de sol húmedo
dejando caer gotas amarillas.

En la noche,
pensando en los deberes de mi oda
fugitiva,
me saqué los zapatos
junto al fuego,
resbaló arena de ellos
y pronto fui quedándome
dormido.

Read Full Post »

loli

  Llevo unos días pensado y no puedo alejar ideas confusas de mi mente. Es todo extraño. Día mundial de la Poesía. Lo oí de pasada, concentrada en las sales del lavavajillas. Pensé, será el telediario de tele 5, que parece las páginas esas de sucesos estrafalarios de la revistas de la peluquería. Luego lo busqué aquí en Internet y efectivamente era de dominio público: 21 de marzo día de la Poesía, idea de la UNESCO. Pues sí que me da mal rollo, lo cojas por donde lo cojas:

 ¿Tan mal la ven?  Si se celebra el día mundial de algo, o alguien, es porque piensan que necesita un empujón, que no está a la altura, que sus derechos están vulnerados, que se acaba…como la paz, la mujer, el niño o el agua; otra posibilidad es que venda mucho y allá va el Corte inglés en cabeza: Día del padre, de la madre, de san Valentín, del libro…

 No sé donde se sitúa la poesía, pero me temo que en el primero, porque yo en los escaparates no he visto nada.

Mientras, me imagino a la poesía tan tranquila, que ya lo decía el poeta entre otros mientras:

(…)No digáis que agotado su tesoro,

de asuntos falta enmudeció la lira:

podrá no haber poetas, pero siempre

habrá poesía.

(…)

Mientras la ciencia a descubrir no alcance

las fuentes de la vida,

y en el mar o en el cielo haya un abismo

que al cálculo resista,

mientras la humanidad siempre avanzando

no sepa a do camina,

mientras haya un misterio para el hombre,

¡habrá poesía!

 

Pues, visto así, queda para rato. Cansa un poco ya este derrotismo cultural: Que sí la gente no lee, que si la poesía menos, que si no se va al cine, etc. Oye que hay gente pa tó: Para leer poesía y para escribirla. Son mejores las iniciativas más directas como poner poemas y relatos en los autobuses y en otros lugares ¿por qué todo tiene que estar en la tienda o subvencionado? Voy a predicar con el ejemplo y a sacudir de vez en cuando un poema por mi blogventana, que lo hago pocas veces, voy preparando mi lista de poemas favoritos. Ya que estamos con Bécquer dejo uno que me resulta inquietante, hay que imaginarlo-verlo, de Expediente X:

Te vi un punto, y flotando ante mis ojos

la imagen de tus ojos se quedó,

como la mancha oscura orlada en fuego

que flota y ciega si se mira al sol. 

Adondequiera que la vista clavo

torno a ver sus pupilas llamear,

mas no te encuentro a ti; que es tu mirada

unos ojos, los tuyos; nada más. 

De mi alcoba en el ángulo los miro

desasidos fantásticos lucir.

Cuando duermo los siento que se ciernen

de par en par abiertos sobre mí. 

Yo sé que hay fuegos fatuos que en la noche

llevan al caminante a perecer;

yo me siento arrastrado por tus ojos,

pero a dónde me arrastran no lo sé.

Read Full Post »

loliprimaveraHe aquí que la agradable

y deseada

primavera vuelve a traer la alegría;

vestido de púrpura

florece el prado;

el sol lo serena todo.

¡Que se vaya ya la tristeza!

El verano regresa;

ya se aleja

la dureza del invierno.

Ya se derriten

y decrecen

el hielo, la nieve y lo demás;

el invierno huye,

y ya se amamanta

la primavera de los pechos de la estación estival.

Tiene un espíritu miserable

quien no vive

ni disfruta

bajo la protección del verano.

Se glorifican

y se alegran

en la dulzura de la miel

los que se esfuerzan

por gozar

del premio de Cupido.

¡Obedezcamos la orden de Venus

de que, gloriosos

y alegres,

seamos semejantes a Paris! 

Carmina Burana


Read Full Post »

¡Feliz 2009!

Te llaman porvenir

lolinavidena3porque no vienes nunca.

Te llaman: porvenir,

y esperan que tú llegues

como un animal manso

a comer en su mano.

Pero tú permaneces

más allá de las horas,

agazapado no se sabe dónde.

… Mañana!

                      Y mañana será otro día tranquilo

un día como hoy, jueves o martes,

cualquier cosa y no eso

que esperamos aún, todavía, siempre.

 

 

Ángel González

Read Full Post »

Otoño, bienvenido

EL PARQUE

 

Sobre la hierba, donde orillan la avenida bancos sin nadie, pequeños en la distancia al pie de los grandes árboles, la luz matinal cae en haces alternados con otros de sombra. Los troncos, componiendo la perspectiva, parecen desde lejos demasiado frágiles para sostener, aunque aligerada por el otoño, la masa de sus frondas, a través de las cuales se transparenta el celeste tan leve del cielo, indeciso aquí y allá entre el rosado y el gris. Un viso de oro lo envuelve todo, armonizando los diferentes verdores, más que como obra de la luz, como obra del tiempo sedimentado en atmósferas sucesivas. La naturaleza a solas recoge en su seno tanta calma y tanta hermosura, originadas y sostenidas una por otra, igual que sonido y sentido en un verso afortunado.

A la tarde, el viento se lleva por la alameda algo que en su alada rapidez no se sabe si son hojas secas o doradas aves migratorias. Tibia la hora, algún grupo de árboles manteniendo su verdor intacto, las palomas revuelan tocadas de ímpetu vernal, y los niños vienen con sus triciclos, con sus cometas, con sus veleros. Si bajo el píe no crujiesen las hojas, nadie diría que fuese otoño, ni siquiera ese perro valetudinario que, encelado y envidioso, ronda los juegos de sus congéneres jóvenes. La luminosidad de un verano de San Martín llena la tarde de promesas engañosas: el buen tiempo presenta un futuro dilatorio, de momentos tan plenos como los días largos de toda una primavera que comienza. Allá entre los troncos más lejanos, donde un vapor ofusca la trasparencia del aire, por la llama de esa hoguera se diría que arde, en pira de sacrificio, buscando transustanciación, el otoño mismo.

Esta glorieta hacia la cual convergen ascendentes las avenidas, parece a la madrugada extinta cavidad de un cráter, en cuyo centro delata a las aguas negras del gran estanque, con un iris rojo, extrañamente cercana y encendida, la luna. Cómo llega a los huesos la frialdad húmeda de la noche, desencarnando al transeúnte y libertando su fantasma. En tal paisaje de trasmundo, sólo la fuerza del deseo retiene sobre el esqueleto los cuerpos abrazados de esa pareja en un banco, a salvo con otra forma de anonadamiento del que infligen las fuerzas maléficas de la noche roja y negra sorbiendo de las venas la sangre y filtrando en su lugar la sombra.

 

Luis Cernuda Ocnos

Read Full Post »

Otoño. Me gusta.

 

Otoño

Tristeza dulce del campo…
La tarde viene cayendo;
De las praderas segadas
llega un suave olor a heno.
 
Los pinares se han dormido.
Sobre la colina, el cielo
es tiernamente violeta;
canta un ruiseñor despierto.
 
Vengo detrás de una copla
que había por el sendero,
copla de llanto aromada
con el olor de este tiempo;
 
una copla que lloraba
no sé qué cariño muerto,
de otras tardes de septiembre
que olieron también a heno.
 
J.R. Jiménez, Pastorales

 

Read Full Post »