Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Televisión’

Los Soprano

 

 

los_soprano

Casi con el verano he terminado de ver las seis temporadas de Los Soprano, todas seguidas. Había visto capítulos sueltos sin enterarme de nada. Es una serie que hay que ver de principio a final, por tanto la televisión no es la mejor opción. Es un peliculón larguísimo y muy bueno. Es coherente de principio hasta el penúltimo minuto. Una cita diaria con una serie de personajes por los que no vas a sentir ninguna empatía,  sí que se siente una familiaridad con el paso del tiempo, cortada invariablemente por una brutal paliza. El espectador es el único que va conociendo a todos. Unos a otros, ni ellos mismos, se conocen,  sólo van de la desconfianza a la lealtad según se levanten ese día. Capítulo a capítulo se va adivinando quién se busca un tiro o una paliza. La combinación realmente original es hacer una serie basada en la evolución interna de unos personajes y centrarla en un mundo donde parece que la introspección no va dar mucho de sí. Las escenas más violentas de asesinatos y golpes, también las más explícitas entre los mafiosos y sus chicas van disminuyendo a medida que avanza la serie, ya sabemos en qué mundo nos vamos a mover. El eje de la serie es la conversación continua entre Tony Soprano y su siquiatra, en la que aparece  siempre la figura de la madre de Tony,  veremos a Livia en acción hasta su muerte. Ella es el personaje más logrado de la serie, mafiosa de espíritu: manipuladora, extorsionadora, egoísta, sin lealtad ni cariño a los suyos, etc. Hay algunos que parecen salir de ese patrón, pero son sólo pequeñas escaramuzas como los intentos de Carmela por tener una independencia, agotados ante la imposibilidad de conseguir algo en su divorcio; la rebeldía de Meadow que puede compatibilizar su preocupación social con el medio de vida de su familia; la estéril concienciación de Tony hijo, o la relación filial de Tony y Christopher que va pasando del cariño al asesinato. Quizás el único que tenga cierto halo de idealismo sea Furio, curiosamente el único italiano, fue capaz de respetar a Carmela, de amarla platónicamente por respeto a Tony más que por miedo y huir como mejor solución.  No hay ni un solo personaje que no sea real, verosimil, todos van evolucionando; la relación de cada uno con los otros también es peculiar. Se podría hablar horas de cada uno. En cuanto al final, sabe a poco. Más que una genialidad parece un no sé qué hacer y  mejor dejo una puerta abierta para continuar con la serie o  una película. Sería al fin y al cabo un final de gusto de Tony Soprano: una posibilidad abierta para seguir con un negocio muy rentable.

Ya los echo de menos.

 

 

Anuncios

Read Full Post »

loliamarillo

Estaba deambulando por mi cocina, sin decidirme entre despertarme o dejarlo para cuando pasen las vacaciones, cuando una de esas frases hechas estridentes y rancias me ha dado una bofetada. Procedía de la radio, que mi mano en modo automático había encendido. La radio es otro mundo, pero ya ves, atacan por todas partes. Como no podía ser de otra manera, ha dicho la locutora, ¿qué? pues ya no me acuerdo, sólo sé que siempre que se lanza esta expresión lo que le sigue puede ser de mil maneras diferentes, o más; incluso aplicando la ley de Murphy existen miles, millones de formas de salir algo mal.

Otra expresión familia de esta: Como un X más: La X toma distintas posibilidades: español, muy útil para comentar las vacaciones reales; turista, lo mismo, vamos que viene Madona y visita el Pilar y todos sus santos, un suponer. En resumen, es idónea para teñir de normalidad y cotidianeidad lo extraordinario y viceversa,  especialmente indicada para televisión. Otro recurso de concursante televisivo: un montón: lo que se quieren, se acuerdan de, se divierten y digo yo ¿un montón de qué? ¿un montón de mogollón? si lo dice uno tiene gracia, pero repetido un montón pues da que pensar ¿sólo se activa la neurona léxica de la m en la tele? Hay un cierre de conversación, colofón aunque suene a taco, habitual: Pero bueno…así, en suspenso, después de: mató a su vecino, no se habla con su familia desde el año 53, su madre le pasaba el porro a los tres años porque él lo pedía…cosas así. ¿Qué significa el Pero bueno? desde luego nada bueno, como poco “nunca me había parado a pensarlo”.

Esto me pasa por hacer un mal uso del sofá en tardes calurosas, te tiras allí y la mano automática ya ha encendido la tele insidiosamente en canales de léxico distraído. No quiero entrar en los telediarios, ni en las noticias…este blog no pretende ser intenso ni trascendente, pero lo de los bolsos de doña Rita…Hay una palabra muy útil en todos los idiomas: NO, acompañada de un gesto rotundo casi todo el mundo la entiende, hasta los regalacosasatodoslospolíticoscomounciudadanomásperobueno. Que Verdes las han segao, digo.

Read Full Post »

Perdidos sin Lost

 

lost

Sólo queda un capítulo para terminar la quinta temporada de Perdidos, en Fox. En Cuatro se han decidido un poco tarde. Sigue siendo emocionante, aunque mis personajes favoritos van desapareciendo: Desmond, que era especial, según Eloise Hawking, y jugaba un papel importante, ha ido perdiendo protagonismo, ya ni aparece en los episodios. Al menos no llegaron a matarlo como a Faraday; me dieron un disgusto porque también esperaba más papel para este personaje, ojalá reaparezca en un salto temporal o como otros que han muerto. Ben Linus era un malo perfecto, también ha quedado en segundo plano y no sé muy bien cual terminará siendo su sitio en la trama.

Los momentos más emocionantes han sido cuando encontraron la escotilla y vieron la luz; descubrir que hay otras personas en la isla y el momento de los saltos temporales, tras mover la isla. Hay personajes que han quedado desdibujados, que parecían trascendentales y luego han desaparecido, como Walt; no me he enterado tampoco de por qué era tan especial. En cuanto a los protagonistas, Jack me ha parecido siempre un poco plasta, cómo le gusta salvarlo todo, un agobio, porque es médico y allí les hace falta…A Sawyer lo han descafeinado, era más entretenido de canalla que de Lafleur; hay una esperanza para este personaje situado entre Julie y Kate en el submarino. Kate también cansa un poco, es un estilo a Jack. Locke sigue siendo importante. Hay otros personajes que han mantenido su línea exactamente igual desde el principio como Sayid y Hurley, también Jin y señora.

En cuanto a las explicaciones, es increíble la que se ha organizado en Internet. A mí me gusta más la línea de la ciencia ficción, la de los saltos en el tiempo, la de Faraday. La parte místico filosófica de los elegidos, la misión, etc. es complicado que lleve a algo satisfactorio. Queda el gran misterio: Richard Alpert ¿Se cayó en la marmita de la poción de la eterna juventud? ¿quién es? Esperaré impaciente la sexta temporada y los DVD de las dos últimas para verlo de un tirón.

Read Full Post »

loli

  Llevo unos días pensado y no puedo alejar ideas confusas de mi mente. Es todo extraño. Día mundial de la Poesía. Lo oí de pasada, concentrada en las sales del lavavajillas. Pensé, será el telediario de tele 5, que parece las páginas esas de sucesos estrafalarios de la revistas de la peluquería. Luego lo busqué aquí en Internet y efectivamente era de dominio público: 21 de marzo día de la Poesía, idea de la UNESCO. Pues sí que me da mal rollo, lo cojas por donde lo cojas:

 ¿Tan mal la ven?  Si se celebra el día mundial de algo, o alguien, es porque piensan que necesita un empujón, que no está a la altura, que sus derechos están vulnerados, que se acaba…como la paz, la mujer, el niño o el agua; otra posibilidad es que venda mucho y allá va el Corte inglés en cabeza: Día del padre, de la madre, de san Valentín, del libro…

 No sé donde se sitúa la poesía, pero me temo que en el primero, porque yo en los escaparates no he visto nada.

Mientras, me imagino a la poesía tan tranquila, que ya lo decía el poeta entre otros mientras:

(…)No digáis que agotado su tesoro,

de asuntos falta enmudeció la lira:

podrá no haber poetas, pero siempre

habrá poesía.

(…)

Mientras la ciencia a descubrir no alcance

las fuentes de la vida,

y en el mar o en el cielo haya un abismo

que al cálculo resista,

mientras la humanidad siempre avanzando

no sepa a do camina,

mientras haya un misterio para el hombre,

¡habrá poesía!

 

Pues, visto así, queda para rato. Cansa un poco ya este derrotismo cultural: Que sí la gente no lee, que si la poesía menos, que si no se va al cine, etc. Oye que hay gente pa tó: Para leer poesía y para escribirla. Son mejores las iniciativas más directas como poner poemas y relatos en los autobuses y en otros lugares ¿por qué todo tiene que estar en la tienda o subvencionado? Voy a predicar con el ejemplo y a sacudir de vez en cuando un poema por mi blogventana, que lo hago pocas veces, voy preparando mi lista de poemas favoritos. Ya que estamos con Bécquer dejo uno que me resulta inquietante, hay que imaginarlo-verlo, de Expediente X:

Te vi un punto, y flotando ante mis ojos

la imagen de tus ojos se quedó,

como la mancha oscura orlada en fuego

que flota y ciega si se mira al sol. 

Adondequiera que la vista clavo

torno a ver sus pupilas llamear,

mas no te encuentro a ti; que es tu mirada

unos ojos, los tuyos; nada más. 

De mi alcoba en el ángulo los miro

desasidos fantásticos lucir.

Cuando duermo los siento que se ciernen

de par en par abiertos sobre mí. 

Yo sé que hay fuegos fatuos que en la noche

llevan al caminante a perecer;

yo me siento arrastrado por tus ojos,

pero a dónde me arrastran no lo sé.

Read Full Post »

 Truco para pasar de una época de trabajo a unas efímeras  vacaciones (todas lo parecen) y vuelta:

Enfrascarse en un maratón de series. Es rápido, cómodo, ficción al fin y al cabo. Las hay muy buenas. No hay que abusar porque podríamos hartarnos y adiós remedio. Es una terapia estupenda para situaciones que requieran una especial concentración, un aislamiento del perturbador mundo real. De la serie a lo que sea: trabajo, lectura, escribir, etc. La mente no se dispersa, la mía es muy díscola y no puede parar en un solo asunto. Cuando estoy de buenas lo llamo curiosidad, de malas sueño que tengo una olla a presión en el lugar de la cabeza, de aquellas que llevaban un silbato como si fuesen máquinas de vapor. Mis vecinas hacen ganchillo, decoupage o similares, creo yo que con la misma finalidad, sobre todo si sus maridos se han jubilado.

 Estas vacaciones tontas son un momento propicio. Le ha tocado el turno a Expediente X, una de mis series inalterablemente favoritas. Las películas que han hecho no pienso verlas, no quiero ver cómo estiran y estropean buenos guiones. Creía que no había visto las últimas temporadas, pero sí he visto la mayoría. En su día lo hacía por la televisión “normal” entre anuncios, cortes y cambios de horario. He empezado en la séptima y me sigue gustando igual. La veo doblada, pero me parecen buenos los diálogos, las historias que cuentan, la ironía con que se plantean los temas (por ejemplo, el episodio 4 de la octava temporada) Me gusta la estética de la serie, interiores pequeños, poca luz, exteriores urbanos, casi siempre o con una tendencia al desierto y la América profunda en los espacios exteriores, la indicación, al inicio de escena, de la hora y lugar; los primeros planos de los personajes; también que tenga una continuidad aún cambiando actores y con personajes nuevos, no como las series horribles que si se dejan pasar cuatro capítulos ya se ha transformado la personalidad de todos los personajes, tipo Falcon Crest,  que es lo que había cuando empezaron a llegar las supermegaseries, hace nada. No veía series yo en aquellos tiempos, me cansaban y nunca he soportado las que duran media hora con otra media de anuncios. Ya se me ha dispersado la olla a presión. Estaba en Expediente X. En la octava temporada aparece, en lugar de Mudler, el agente Dodget (para mí el cybor que le hizo la vida imposible a nuestro Terminator, me daba mucho miedo) Qué manía la de los actores de creerse imprescindibles y pedir más dinero, qué inocencia. La serie siguió igual de buena. Pienso verlo todo, hasta la novena. Seguiré hablando de las series que me gustan, también de las que no y de las que no vería nunca porque después de tantos años me caigo bien. Me espera la olla de verdad, hasta pronto vecinos1


1 Vecinos quiere decir vecinos, vecinas, vecinitos y vecinitas, empecemos bien el año.

Read Full Post »

¡Qué frío! Me da pereza asomarme a las ventanas blogueras, pero me pueden las ganas de cotillear. Como decía en la ventana anterior, ya tengo mi La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, promete: 749 páginas. Estupendo para el próximo puente. Parece que la tercera parte no va a tardar mucho. No lo he empezado, es una Loli-norma: Cuando se empieza un libro tan emocionante es para leerlo del tirón. De lo que quería hablar es de los anuncios que llegan anticipando la navidad. Los de siempre, perfumes, juguetes…Y uno que odio: el de los bombones, sea quien sea la anfitriona que los ofrece en una perfecta pirámide de pelotitas doradas. Siempre es igual, pero igual de malo. Además, los bombones también son malos, con una pasta de galleta para que no se espachurre la odiosa pirámide de la señora de plástico, con trocitos de ¿almendra? Para que nos hagan atragantarnos y toser, siempre hacen toser. Es un peligo ir de visita en estas fechas por el alto número de posibilidades de que te ofrezcan un bombón de estos, te obliga a decir verdades a medias: las muelas, la dieta, voy a comer pronto…

Ahora los buenos, como esperado, el de la lotería, siempre es bueno, lo cambian y podemos superar que haya desaparecido el señor calvo.


 

Pero mi anuncio preferido esta vez es de coches. Me produce cierta contradicción, varios anuncios estupendos y, al mismo tiempo, noticias continuas de despidos. Me refiero al coche “que juega con la ciudad”

 

 

 

Siempre son buenos los de Martini, construyen pequeñas historias, nos tienen acostumbrados, así que cuando aparecen te dispones a ver qué cuentan esta vez. Es de los pocos con personaje famoso que no resulta fuera de sitio, interpreta su papel, no solo pone su cara bonita, que la tiene.


 

No sé si realmente esto vende, lo del famoso en los anuncios, la mayoría me resultan pedantes, sobre todo cuando se trata de buenas obras.  La reacción lógica es la de …y este qué me va a contar, al menos entre mis vecinas, que la crisis se nota en unos más que en otros; siempre fastidia que los privilegiados por la vida encima hagan de Pepitos grillo del resto. Siguiendo con mi antimitomanía compulsiva, anuncios que dan mucha pereza, los de discos, siempre los mismos con la decimonovena versión de lo mismo, así ya se puede y si no se cantan unos a otros, en fin cada uno hace lo que puede, pero aburren. ¿Alguien los compra? ¿Por qué no se anuncian libros, salvo los premios Planeta? ¿Será que se venden solos?

Por cierto, para otro día, una buena noticia: Juan Marsé gana el premio Cervantes. Merece espacio propio.  Bueno, cierro la ventana que se me enfría el Blog.


ventana

Read Full Post »